Por qué esta guía es mejor que las tradicionales guías de viajes

Inconvenientes de las guías de viaje tradicionales

Decidir un destino, empezar a pensar la ruta, comprar la guía… y encontrarnos con un tocho como el Libro Gordo de Petete.

¿Cuántas veces te has visto en las manos con una guía excesivamente completa con toda la historia del destino, con un montón de lugares para visitar, sitios de interés y cosas para no perderse? A priori puede parecer la guía ideal. ¿No queremos saber todo sobre el destino al que vamos? Pero cuando empezamos a leer el mamotreto nos empieza a invadir una sensación de agobio, desasosiego y desorientación brutal… ¡No me va a dar tiempo a verlo todo! ¿Por dónde empiezo? ¿Qué visito? ¿Y qué descarto?

A mí es un dilema que me asola tantas, tantísimas veces cuando hago un viaje que reconozco hay me entran ganas de no comprar ninguna guía, leerme un par de cosas en Internet y lanzarme a la aventura. Pero luego echo de menos la guía. Porque, como tú, me encanta tener una de cada destino al que viajo.

Por eso esta guía de “72 horas en 10 lugares de Canadá” es la guía perfecta para ti y la herramienta que estabas buscando.

En ella te propongo rutas de tres días por 10 destinos de este fantástico país llamado Canadá. Itinerarios de 72 horas divididos en bloques desde que te levantas hasta que te acuestas en los que te propongo lugares para visitar, sitios que ver y cosas que hacer sin olvidar, por supuesto, sitios para comer y cenar e, incluso, tomarse una copa por la noche. Rutas con las que he seleccionado partes de las ciudades que estoy segura te van a gustar.

La mayoría de las veces, me imagino que a ti te pasará lo mismo, no estamos en un destino el tiempo suficiente como para explorar la totalidad de ese lugar y llegar a cada rincón que nos proponen las guías convencionales. Nos encantaría, por supuesto, pero no solemos contar con tanto tiempo.

Me imagino que a ti también te agobiará pasar las páginas de una guía y ver que hay cosas -¡tantas cosas!- que querías ver y hacer y no te da tiempo. No merece la pena. Es mucho más sabio y más calmado centrarnos en aquello que más nos guste o llame la atención. Pero, ¿qué es eso exactamente si no conozco el destino?

Tranquilo; con esta guía te propongo afinar el tiro en ciertas áreas que considero las más interesante y que estoy segura te van a gustar, explorarlas a fondo y disfrutar de la ventaja de recorrer con calma las zonas seleccionadas, con los ojos y la mente abiertos para no perdernos nada. Porque más vale conocer un poco bien y a fondo, que mucho y por encima, ¿no crees?

Share this: